POSICIÓN DEL MINISTERIO DEL TRABAJO FRENTE A LAS DECLARACIONES DEL FRENTE UNITARIO DE TRABAJADORES Y EL PARLAMENTO LABORAL EN ALUSIÓN A LA CONTRIBUCIÓN SOLIDARIA SOBRE LA REMUNERACIÓN

Ministerio del Trabajo
Ministerio del Trabajo

Bien lo decía el Presidente en el Informe a la Nación; hubiera sido excelente poder saludar también a una oposición que con crítica constructiva y con propuestas ayude a generar debate, a construir y reconstruir; lamentablemente, en el país esa oposición no existe; absolutamente todas las tendencias opositoras, que además claramente no responden a estratos y sectores populares de la sociedad, sino a intereses de pequeños grupos siempre privilegiados anteriormente ante los favores y las omisiones del actuar estatal, jamás hacen propuestas serias, y a lo sumo repiten los clichés de la “falta de ahorro” y el “excesivo gasto” que afortunadamente ahora llegó con hospitales móviles, helicópteros y aviones con toda la rapidez a la zona del desastre del pasado 16 de abril.

En concreto los representantes del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y el Parlamento Laboral (PL); que hace rato se convirtieron en una élite de defensa de intereses grupales, en la práctica ya son sólo membrete y simbolizan apenas un rezago de una caduca dirigencia sindical, que no representan en absoluto a los trabajadores de la Patria; se quejan de la eliminación de la contratación colectiva en el sector público pero no hablan de los abusos que esos contratos generaron en desmedro y con dinero de todos y todas las ecuatorianas; pregúntenles, qué han hecho y cuánto se han preocupado por incentivar la organización colectiva en el sector privado, absolutamente nada.

Todos los ecuatorianos y ecuatorianas LISTOS y SOLIDARIOS cumpliremos la Ley y aportaremos a la reconstrucción de las queridas provincias de Manabí y Esmeraldas.

Más en concreto y en la coyuntura actual, se plantean el absurdo de la inconstitucionalidad de la contribución solidaria sobre la remuneración cual si fuera un descuento arbitrario que hace el empleador, bajo la premisa de que “no existe autorización para tal descuento”. La garantía constitucional sobre la remuneración evita que el empleador descuente valores no autorizados de manera arbitraria; sin embargo, obviamente, es la propia constitución la que nos obliga a los ecuatorianos a pagar los tributos que establece la Ley; o ¿acaso algún ecuatoriano ha firmado una autorización para que le descuenten el impuesto a la renta o el aporte al IESS?; en ambos casos se trata de descuentos que prevé la Ley y que al igual que la contribución solidaria, son tributos, no donaciones. Este tema es jurídicamente muy claro, sin embargo, más allá de aquello, el tema no es jurídico, es politiquero y mal intencionado, si no fuera así, hace rato les hubiéramos visto quejándose de la Ley de Financiamiento de las Centrales Sindicales que obliga a hacer un aporte para su financiamiento, pero claro, para esos “dirigentes” la contribución para Manabí es “arbitraria”, pero la de fondos para sus centrales está perfecta; esa clara muestra de doble moral es la que la ciudadanía rechaza y la que hace que estos pseudo dirigentes en las urnas no hayan recibido jamás el apoyo popular.

En estos momentos, la verdadera clase trabajadora del país, esa que se ha beneficiado de los aumentos sustanciales del salario básico, de la regulación del salario digno, de las inspecciones de verificación de derechos, de la dignificación del trabajo en el hogar, de la inclusión laboral de personas con discapacidad, esa clase trabajadora, muchas veces silenciada por una falsa dirigencia que no los representa, con esa clase trabajadora de verdad que en su corazón tiene SOLIDARIDAD, con ella y con todos los ecuatorianos y ecuatorianas LISTOS y SOLIDARIOS cumpliremos la Ley y aportaremos a la reconstrucción de las queridas provincias de Manabí y Esmeraldas.

Documento

Dr. Leonardo Berrezueta Carrión
MINISTRO DEL TRABAJO

Agradecemos su difusión

Contacto:
Dirección de Comunicación Social
Telf. 02 3814000 ext. 10410
www.trabajo.gob.ec


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *