Saltar al contenido principal

Ministro del Trabajo participó en el evento virtual de presentación del primer estudio sobre Teletrabajo y Emociones en Ecuador

Quito, Pichincha. – Con el fin de explorar las características y actitudes de los ecuatorianos hacia el teletrabajo a raíz de la actual crisis sanitaria (COVID-19), este martes 01 de septiembre de 2020, se desarrolló el webinar en donde se presentó el primer estudio sobre esta modalidad laboral y sus emociones en Ecuador.

"El teletrabajo se ha convertido en una herramienta para enfrentar una crisis sanitaria, pero también es una forma de trabajo que ha permitido una conciliación con la vida familiar y el bienestar del colaborador con especial atención hacia las personas más vulnerables”.

Como parte del encuentro desarrollado por BRINCA con apoyo de Estay Consulting y Krino, consultoras dedicadas a desarrollar estudios nacionales en diferentes países, dieron a conocer los resultados obtenidos de la encuesta web realizada el pasado mes de julio a 974 personas pertenecientes a más de 550 empresas de todo el país, respecto a la situación actual y estado emocional frente al teletrabajo.

Ante ello, Francisco Martínez de Chile, Socio Fundador de BRINCA, señaló “los resultados muestran que la situación de la pandemia ha generado cambios significativos en la manera en que se teletrabaja ya que solo 1 de cada 5 encuestados lo hacía regularmente antes de lo suscitado. De esta manera, el reporte muestra los desafíos de trazar una frontera entre las labores domésticas y las de trabajo, revelando que las empresas aún deben seguir avanzando en la incorporación de plataformas, tecnologías y medidas que permitan una correcta ejecución de esta alternativa laboral”. Al finalizar su intervención enfatizó la importancia de la innovación y la transformación digital para construir una nueva cultura de trabajo.

Por su parte, Andrés Isch, Ministro del Trabajo, manifestó “el teletrabajo se ha convertido en una herramienta para enfrentar una crisis sanitaria, pero también es una forma de trabajo que ha permitido una conciliación con la vida familiar y el bienestar del colaborador con especial atención hacia las personas más vulnerables”.

Finalmente, señaló que esta modalidad va más allá de una simple relación laboral, sino es una puerta importante para la reactivación económica, productiva y sin duda en la protección del empleo. “El aporte de estudios como este, que analiza la política pública, ayuda a evidenciar oportunidades de mejora y necesidades de corrección para tener un mejor país. Es así que en los próximos días, emitiremos un nuevo Acuerdo Ministerial adaptado a las necesidades actuales del teletrabajo ”, acotó.

Para la realización de la mencionada encuesta, se contó con el apoyo de la Universidad Internacional SEK, Cámara de Comercio de Quito, Capítulo Guayas de Project Management Institute y revistas DATTA del Grupo Ekos, e IT Ahora. Asimismo, al evento virtual asistieron más de mil personas, entre representantes y directivos de la academia, sector privado y público.

A la fecha, en Ecuador existen 436.055 teletrabajadores, de un total de 6.307 empresas privadas e instituciones públicas que se han acogido a esta modalidad laboral. El Ministerio del trabajo impulsa el Teletrabajo como una herramienta para reactivar la economía del país y precautelar la salud de los ecuatorianos.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *