Saltar al contenido principal

Clima, Cambio y Cultura

Editorial:


ANDRÉS ISCH, MINISTRO DEL TRABAJO

El clima laboral está representado por las condiciones del entorno en el que realizamos nuestras actividades diarias, incuestionablemente vinculadas dentro de las diversas vivencias profesionales y personales, contenidas dentro del periodo en el que ejecutamos nuestras funciones laborales.

Como seres humanos, muchas veces quisiéramos exteriorizar la percepción individual que tenemos hacia este entorno laboral y es en este contexto que el Ministerio del Trabajo con el fin de priorizar el bienestar de los servidores públicos, desde el año 2017, está llevando a cabo anualmente la Medición del Clima Laboral dentro de las instituciones del sector público, con el fin de conocer e identificar la percepción de nuestros servidores públicos acerca de su entorno de trabajo y establecer los mecanismos necesarios para proporcionar las condiciones laborales adecuadas y con ello optimizar el desempeño profesional.

Dentro de este escenario de medición, el Ministerio del Trabajo desde la Dirección de Gestión del Cambio y Cultura Organizacional, ha concebido una mención especial para reconocer a aquellas instituciones que han obtenido valores destacados dentro de los procesos de medición, enmarcados en los componentes de Liderazgo, Compromiso y Entorno de Trabajo, los cuales reflejan índices elevados de aceptación desde la opinión de los servidores dentro de sus instituciones.

De esta manera, “El Reconocimiento al Mejor Clima Laboral y Gestión”, representa un evento para galardonar a las instituciones de vanguardia en el ámbito de la gestión de clima laboral, creando un incentivo que permita mantener y fortalecer las actividades destinadas al establecimiento de un adecuado entorno de trabajo y así mismo marcando un factor de motivación para que otras instituciones intensifiquen su empeño para promover mejores resultados.

El compromiso del Ministerio del Trabajo es seguir brindando un servicio de calidad y calidez hacia toda la ciudadanía, trascendiendo activa y vitalmente todas las realidades a las que estamos expuestos actualmente y enfrentando con valentía las nuevas circunstancias globales para de esta manera honrar y dignificar todo el inmenso esfuerzo que realizamos cada día todos los ecuatorianos.